Anatomía de una foto "Cold Water Music"

© 2014 Xose Casal . All rights reserved
© 2014 Xose Casal . All rights reserved

 

 

 

Hace tiempo que tenía en mente empezar una serie de entradas en el blog acerca de lo que hay detrás de algunas de mis fotografías. Más allá de aspectos puramente técnicos, me gustaría compartir la manera en que he gestado las imágenes, y las anécdotas durante su realización.

Para esta primera entrada he elegido "
Cold Water Music", una fotografía a la que tengo especial cariño y que me ha dado muchas alegrías y satisfacciones.

Durante muchos años, especialmente durante mi juventud, la música 
fue mi principal pasatiempo, el coleccionismo de discos de vinilo se convirtió en algo casi obsesivo, e incluso con mi pareja llegamos a tener un pequeño sello discográfico. La música y todo lo que le rodeaba ocupaba todo nuestro tiempo libre.

En aquella época, rescatamos de un trastero familiar un viejo gramófono que nos llevamos para decorar nuestro 
recién estrenado piso. Es un objeto que nos ha acompañado en todos estos años de convivencia y que por sus dimensiones y valor nostálgico siempre ha ocupado un lugar destacado en nuestra casa.

Con la llegada de la era digital a la 
fotografía, me reenganché en esta afición que había tenido abandonada durante años, el gramófono nos seguía haciendo compañía, y en una tarde de fotos caseras con mi hija, decidí utilizarlo para algunas fotos. Quedó una sesion muy divertida, e incluso a través de una agencia conseguí vender algunas fotos para uso comercial y editorial.

© 2014 Xose Casal . All rights reserved
© 2014 Xose Casal . All rights reserved

 

 


Durante una de mis sesiones de largas exposiciones y un poco aburrido de las mismas localizaciones, se me ocurrió la idea de crear mis propios paisajes introduciendo elementos en el agua e integrandolos en el entorno. Enseguida me vino el gramófono a la cabeza y 
empecé a idear de que manera podría utilizarlo para una fotografía.

El primer intento 
fue un completo desastre, tenía la idea, los elementos y el lugar, pero las condiciones climaticas me jugaron una mala pasada, se levantó en último momento un fuerte viento del norte que me arruinó la sesion; el montaje no era estable, y la campana del gramófono se desmontaba a cada racha.

Guardé todo en el coche y me 
fui frustrado para casa. Y tuve que esperar más de dos meses para encontrar las condiciones adecuadas. Todo ese tiempo el gramófono permaneció en el coche, con el consiguiente cachondeo de amigos y conocidos: "menudo sound system te has montado!" , "vale que seas nostálgico pero eso es pasarse!"....

Finalmente encontré un 
día con las condiciones adecuadas, y aunque con frio y algo de lluvia, por fin pude transformar en foto esa idea que llevaba tanto tiempo en mi cabeza.

Por último me 
gustaría dejar un apunte sobre el título. Soy especialmente nefasto buscando títulos para las fotos. En este caso, tenía la foto finalizada pero no sabía cómo titularla, estuve mirando entre mi colección de discos a ver si algún titulo me inspiraba pero nada de nada. Finalmente pasé por delante del gramófono (que descansa encima de una librería) y decidí probar suerte con los libros, despues de un rato mirando encontré algo que me gustaba; un guiño a uno de mis autores favoritos de juventud, Charles Bukowski y su novela "Hot Water Music" (en España "Música de cañerías"). Cambié el Hot por Cold, por el frio que hacía esa mañana y por esa sensación de frialdad que me transmite la imagen final.