Anatomía de una foto "Apache"

© 2014 Xose Casal . All rights reserved
© 2014 Xose Casal . All rights reserved



En esta nueva entrega de "Anatomía de una foto" os presentaré la tercera imagen de mi serie "inmersiones". En esta ocasión quería hacer algo relacionado con el tema infantil, y es que el tener hijos pequeños te devuelve de alguna manera a tu propia infancia, recuperando recuerdos aparcados durante años.


Así que me hice con unos cuantos objetos susceptibles de ser sumergidos y preparé una nueva incursión a una me mis localizaciones favoritas.


Una vez sobre el terreno la cosas se empezaron a torcer, y de que manera! Los dos primeros intentos fueron un autentico fracaso; los objetos se movían produciendo fotos trepidadas, y los resultados de los que permanecían estables no me acababan de convencer.


Había dejado para el final el objeto que mas me gustaba, un caballito de cartón piedra algo maltrecho pero que aun conserva cierto encanto. Durante los días previos había preparado el montaje en casa, con un cajón de madera agujereado para insertar el caballo, pero una vez en el agua el resultado era desastroso, pese a ir lastrado con dos discos de 10 kilos, el cajón tendía a flotar, y lo peor de todo es que con el leve movimiento el caballo se mojaba....y el cartón piedra empezaba a deshacerse!!


Así que visto el panorama saqué todo del agua e intenté buscar una solución alternativa ya que no me quería ir a casa sin al menos una foto válida.Me fui al coche a ver si encontraba algo que me fuera útil, y encontré la solución en la sombrilla playera que descansa en el maletero todo el año.


Practiqué con cuidado en un agujero en la base del caballo y me fui de vuelta al agua, cruzando los dedos para que el leve viento no me fastidiara el asunto. Y aunque no era mi idea original, mientras hacia las fotos, el montaje me recordaba de alguna manera a los caballos de los tiovivos, y las imágenes que salían en pantalla me iban gustando mucho.




© 2014 Xose Casal . All rights reserved
© 2014 Xose Casal . All rights reserved



Pero el día aun me reservaba una última sorpresa; a unos 500 metros observé unos palitroques que no me sonaban de nada de anteriores salidas, así que me acerqué y para mi sorpresa encontré lo que parecía ser las bases de un nuevo embarcadero, así que no desaproveché la ocasión para hacer unas fotos mas, aprovechando el mejor momento de luz y nubes de la jornada.




© 2014 Xose Casal . All rights reserved
© 2014 Xose Casal . All rights reserved