Vigo 1976

 

Mi relación con la fotografia es un viaje de ida y vuelta. Descubrí su hechizo en la adolescencia, una vieja Zenit y un laboratorio casero fueron los culpables, la magia quimica marco ese inicio, tímido y con un rumbo confuso.

 

Mi trayectoria personal y profesional me alejó del mundo de la imagen durante años y con la era digital volví a reengancharme.

 

Buscando de nuevo el rumbo me centré en el paisaje, principalmente costero, y en 2011 me hice con un filtro de densidad neutra,  la fotografía de larga exposicion me reencontró con la magia, en forma de tiempos congelados e hipnoticos mometos de espera

 

Actualmente resido con mi familia en Girona

 

 

 


 

Representado por: